MÉXICO. OLEP. “LUCHAR CON DIGNIDAD, CON EL PUEBLO ORGANIZADO, LUCHAR HASTA VENCER”.

MÉXICO. OLEP. “LUCHAR CON DIGNIDAD, CON EL PUEBLO ORGANIZADO, LUCHAR HASTA VENCER”.

Comterio Previo RPI

México es uno de los volcanes de la cultura e historia latinoamericana. En el encontramos de todo, todo lo imaginable en la historia y lucha de un pueblo. Nos encontramos con los Mayas, Aztecas sus aportes a la cosmovisión indígena, sun construcciones y misterios. Encontramos el arte y la educación como centro de importantes movimientos en el siglo XX. Movimientos sociales y armados que hicieron remecer al continente. Una revolución que abrió un período de la historia latinoamérica de admiración hacia Zapata y Villa, hacia los campesinos pobres luchando por su tierra y libertad. Fueron esas contradicciones lo que llevó a números levantamientos, matanzas y masacres, al nacimientos de una multiplicidad de organizaciones populares y revolucionarias. Todo teniendo a los Estados Unidos como uno de sus vecinos inmediatos. Fue también el refugio para los revolucionarios cubanos quienes dieran forma el Movimiento 26 de Julio y que lograran tomarse el poder a 90 millas de Estados Unidos.

Todo eso, y mucho más, México. Un país que hoy se encuentra sumido en el narcotráfico, en la violencia creciente y en medio del neoliberalismo. Es por ello que resulta interesante e importante conocer la visión de los compañeros de OLEP, Organización de Lucha por la Emancipación Popular. 

Sobre OLEP

¿Cuándo y cómo nace la Organización de Lucha por la Emancipación del Pueblo, OLEP?

La OLEP nace en 2014 junto al periódico FRAGUA, surgimos como un esfuerzo de organizar a distintas personas que provenimos diferentes procesos y de gente con interés en luchar. Nos aglutinamos en torno al periódico FRAGUA por entender este como un medio no únicamente de agitación y propaganda sino fundamentalmente como un medio para organizarnos. 

¿Cuál era el contexto político, en relación a la lucha de clases, que permite que OLEP nazca? Me refiero a que las organizaciones revolucionarias nacen como necesidad de la lucha de clases, de los trabajadores y pueblos. 

Nacemos en un momento cuando el neoliberalismo alcanzó su máximo, es posterior a los fraudes de 2006 y 2012, ya con más de 120 mil ejecutados y 17 mil desaparecidos por la guerra contra el narcotráfico iniciada abiertamente por Felipe Calderón y la represión en aumento debido a la implantación e implementación de las reformas neoliberales, principalmente en materia laboral y educativa. 

En ese contexto, ¿cuál era el estado de la izquierda revolucionaria mexicana? ¿Qué cosas han cambiado desde entonces y qué se han mantenido en relación a la izquierda revolucionaria?

La izquierda revolucionaria podemos entenderla desde la legalidad y las organizaciones político-militares. Después de los 1990 con el surgimiento publico del EZLN en 1994 y del PDPR-EPR en 1996 las organizaciones que luchaban por la transformación desde la via revolucionaria armada fueron bastante golpeadas por la represión la cual se dejó caer sobre las zonas que el Estado asume eran las zonas de influencia de dichos grupos bajo la lógica de “quitarle el agua al pez”. 

Esto, aunado al abandono del socialismo como una via para la transformación, dejan al movimiento revolucionario armado y legal bastante disminuido y en reflujo. 

Para iniciar el siglo XXI, las organizaciones empiezan a reconstruirse. Las reformas neoliberales obligan a una parte del pueblo a organizarse para defender sus intereses frente a la hondonada de la violencia neoliberal y sus efectos en distintos niveles de vida: costo de vida, baja de salarios, ejecuciones extrajudiciales, desapariciones forzadas…

En este sentido, el fraude de 2006 y el movimiento popular en Oaxaca en ese mismo año lograron que se movilizaran de manera combativa grandes masas populares para defender sus intereses tanto en la vía electoral como en la vía que luchaba por la transformación radical de la sociedad y la superación del capitalismo. 

Después del 2006, el movimiento popular y revolucionario armado sufren grandes golpes, en 2007 se dan una serie de desapariciones forzadas hacia integrantes de organizaciones populares y la desaparición forzada de Edmundo Reyes Amaya y Gabriel Alberto Cruz Sánchez, dos militantes del PDPR-EPR. 

La represión se fue agudizando al tiempo que crecía el movimiento de izquierda electoral en torno a la figura de Andrés Manual López Obrador y también la izquierda independiente va creciendo tanto al crearse el Frente Nacional de Lucha por el Socialismo en 2006, la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca en el mismo año y la ola de paros y huelgas por parte de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación durante esos años teniendo sus puntos más álgidos en 2013, con la aprobación de la reforma educativa; 2014, con la desaparición forzada de los 43 normalistas de Ayotzinapa; y la masacre de Nochixtlán en 2016. 

En ese contexto surge la OLEP, en un momento álgido de la lucha de clases y la represión, con un movimiento popular amplio pero sin un referente que pudiera aglutinar una agenda nacional de transformación anticapitalista ni socialista pero con un gran movimiento de masas que luchaba contra el neoliberalismo. 

En México existen una multiplicidad de organizaciones que se definen como revolucionarias y varias organizaciones armadas. Existe también una larga tradición de lucha que se plasma en las organizaciones actuales como herederas y continuadoras de las anteriores. ¿Cómo se ubica OLEP en relación a la historia pasada, en relación a esa experiencia?

Y en relación a lo mismo, la Revolución Mexicana (1910) anterior a la Revolución Bolchevique (1917). La primera tiene gran influencia Ricardo Flores Magón (anarquista, Partido Liberal) y según se sabe quien redacta el programa de la Revolución Mexicana. Por otro lado, Lenin (marxista, bolchevique) es el principal ideólogo de la Revolución Rusa. 1910, la primera revolución en latinoamérica. 1917, la primera revolución socialista. ¿Cómo se plantea, ́cómo se define OLEP frente a estos dos hechos trascendentales?

Dentro de nuestros fundamentos como organización tenemos la experiencia de lucha del pueblo mexicano en el desarrollo de la lucha de clases y la experiencia de los pueblos que han luchado por el socialismo. 

Así que recogemos ambos procesos como esfuerzos que nutren nuestro bagaje de enseñanzas políticas para entender el camino para la transformación social rumbo al socialismo. 

Nuestro Programa Mínimo de Lucha y el FRAGUA recogen la experiencia histórica del Programa del Partido Liberal Mexicano y la concepción del programa mínimo de los bolcheviques así como la experiencia de Regeneración e Iskra como esfuerzos de agitación, propaganda y organización. 

Un factor importante en la construcción revolucionaria es la construcción ideológica. Pero pareciera que no es suficiente que un movimiento abrace la ideología revolucionaria ya que se debe tener también una interpretación revolucionaria de la historia propia en este caso de México. Una interpretación desde los pueblos en lucha, desde el proletariado, desde las comunidades indígenas y desde los movimientos sociales. Es lo que se llama la “historia social”. Esto cobra gran importancia debido a que las bases originarias de la ideología dominante se encuentra tanto en la religión o concepción religiosa del hombre y de la sociedad como en la interpretación burguesa de la historia que se sitúa desde el Estado y desde la clase dominante como los constructores de la historia como que fueran ellos “los fundadores de la patria”. En relación a ello, ¿cuál es la interpretación que hace OLEP de la historia mexicana más allá de plantear que la lucha de clases es el motor de la historia? 

Pues una interpretación basada en los principios del marxismo-leninismo como ciencia que nos da una guía para la acción, es decir, le damos una lectura que nos ayude a extraer la experiencia histórica de los pueblos en lucha incluso antes del establecimiento del capitalismo en México. 

¿Cómo se mezcla este aspecto de la interpretación revolucionaria de la historia con la construcción y definición de OLEP?

Son nuestros fundamentos. 

Sobre el Programa Mínimo de Lucha (PML)

En la página web de OLEP aparece el Programa Mínimo de Lucha. ¿Qué diferencia existe entre el PML y una Plataforma de Lucha (PL)? ¿Cómo resuelven ese problema o ese debate en cuanto al Programa Mínimo y el Programa Máximo?

El Programa Mínimo responde a las necesidades inmediatas de las masas que incluso pueden ser logradas en el capitalismo y el programa Máximo responde a los intereses del establecimiento del socialismo en México. En realidad no hay problema o debate pues al tener claro que el objetivo estratégico es aportar a la construcción del socialismo en México, el PML se vuelve una herramienta para alcanzar este objetivo. Por eso debemos partir de que es un proceso dialéctico entre las luchas inmediatas y las luchas históricas. Si nos perdemos en lo inmediato caemos en el reformismo, si nos quedamos sólo en lo histórico sin ligarlo a las necesidades prácticas de las masas, nos aislamos, somos una vanguardia sin pueblo. Estos procesos no son excluyentes sino interdependientes. 

¿Cómo fue el proceso para la construcción del PML?

Ya han salido dos programas mínimos. El primero en el sexenio de Enrique Peña Nieto y en contexto álgido de lucha de clases con las reformas neoliberales en pleno auge y frente a esto se realizó una consulta tanto entre la base política y social de la OLEP como con organizaciones fraternas y también con pueblo con el cual compartimos en el cotidiano (vecinos, familia, compañeros de trabajo no organizados). Este fue debatido, sintetizado y aprobado siguiendo el centralismo democrático. 

El segundo surge en el periodo de la victoria electoral de MORENA encabezada por Andrés Manuel López Obrador, máximo representante de la izquierda electoral. Gran parte del pueblo asumió que existiría un cambio y que incluso el neoliberalismo quedaría enterrado, AMLO anunció una serie de medidas para limitar el neoliberalismo y para mejorar la calidad de vida del pueblo, ante esto, asumimos necesario avanzar en nuestras propuestas para no quedar ni a la cola del MORENA ni fundirnos con él sino que optamos por mostrar los límites y alcances de las propuestas de MORENA y explicar de manera paciente y sistemática como estas sólo limitarían ciertos aspectos del neoliberalismo mientras profundizarían otros, como se mantendría sin tocar la esencia del capitalismo aunque este fuera un poco menos lacerante para la vida cotidiana de las masas. Así, el PML respondía a esta necesidad. 

Los puntos 1 y 2 del PML (“El Pueblo Organizado, garantía de un gobierno del pueblo y para el pueblo” y “Recuperación de la industria nacional”, respectivamente) pareciera que tienen mucha relación. Lo primero ¿dice relación en cuanto a que la revolución debe ser desde abajo en la perspectiva de la construcción del poder popular? Y lo segundo, ¿tiene relación con la necesaria socialización de los medios de producción, con el control obrero, con la creación de los consejos obreros? ¿Cómo se resuelve la construcción de un Nuevo Estado con la generación del poder desde abajo?

En el Programa Mínimo no planteamos aún la construcción del Nuevo Estado, sino propuestas que se puedan realizar incluso en el capitalismo. 

De lo anterior, ¿cómo enfrentan el problema de la industrialización, el productivismo, el extractivismo, la generación de la huella ecológica? Algunos plantean la Teoría del Decrecimiento (producir menos para vivir mejor) y otros también proponen el Ecosocialismo?

Consideramos que el pueblo, al tomar los medios de producción, debe eficientar los procesos productivos, el propio desarrollo de las fuerzas productivas encaminadas por el socialismo resolverán el problema medio ambiental. Incluso hoy lo hacen en ciertas zonas donde se han recuperado las tierras desde los años 1970 en nuestro país por organizaciones políticas que luchan por el socialismo las cuales al defender la tierra del despojo y el extractivismo se ha logrado recuperar la flora y la fauna de dichos lugares demostrando la superioridad del pensamiento socialismo. 

En el tercer punto, se habla de la recuperación de la soberanía, y esto va de la mano también de la conquista de la independencia, romper con el neocolonialismo y con el imperialismo. ¿Cómo enfrentarían el problema del intercambio desigual, de la dependencia, y cómo resolverán la relación con las comunidades indígenas que definen a la Tierra y a la naturaleza no como un elemento económico-productivo sino como “la madre tierra”?

En principio fortaleciendo las relaciones del así llamado “nuevo mundo multipolar” donde si bien existen distintas fuerzas imperialistas que disputan un nuevo control territorial también pueden generar cierto equilibrio que ayude a las naciones menos desarrolladas a mejorar sus condiciones económicas. Y, en principio, lo necesario es eliminar los tratados comerciales que nos atan al imperialismo y desarrollando las fuerzas productivas vía la expropiación de los medios de producción. 

También proponen terminar con el terrorismo de Estado y la represión política. Algunos teóricos latinoamericanos plantean que se debe descolonizar el Estado, no es suficiente con la toma del poder. ¿Se puede terminar con el terrorismo de estado, con la represión política sin terminar con la concepción racista y de clase del Estado? ¿Se puede terminar con la represión y violencia estatal si ya se define al Estado como un instrumento de represión de una clase (dominante) sobre otra (clase dominada)?

No es lo mismo el Estado Benefactor de un Lázaro Cárdenas que armó al pueblo para defender la reforma agraria que el Estado Terrorista de la guerra contra el narcotráfico de Felipe Calderón. Es decir, ambos forman parte del capitalismo pero incluso en el capitalismo el terrorismo de estado puede eliminarse de manera sistemática aunque este, al final, se sostenga por la violencia pero una, en términos de Sánchez Vázquez, más en potencia (Estado Benefactor) que en acto (estado terrorista).

Así, el socialismo será el único de desarrollar el Estado del nuevo tipo pero aún en las actuales circunstancias se puede terminar con el terrorismo de Estado como una forma sistemática de violaciones a los derechos humanos. 

¿Creen ustedes que la dictadura del proletariado se encuentra vigente?

si

México hoy. 

¿Cómo definirían a México en relación a la concentración de la riqueza, índice de pobreza, extrema pobreza, extrema riqueza? En relación a la deuda externa, y su pago, a la deuda climática. etc. 

México es un país subordinado a los intereses del gran capital monopolista transnacional fundamentalmente del imperialismo norteamericano 

Para muchos el gobierno de AMLO trajo grandes expectativas. Algunos lo definieron como “aire fresco” después de los decenios del PRI y de los gobiernos del PAN. AMLO mismo al asumir señaló que con él se terminaba el neoliberalismo. ¿Qué ha cambiado en México si es que algo ha cambiado? ¿Qué ha cambiado desde la perspectiva de la lucha de clases y de los pueblos?

Se ha limitado el neoliberalismo en ciertos aspectos como en el tema de la privatización o la evasión fiscal, se generado infraestructura estatal y se ha buscado desarrollar las fuerzas productivas. Se ha mejorado el salario y se ha limitado la ganancia de los burgueses así como la represión. 

Sin embargo, el gobierno de AMLO representa un gobierno pequeño burgués con aliados neoliberales lo cual implica mantener la represión, el despojo y la explotación como fuentes de la riqueza, aunque en menor medida. En temas laborales se han agudizado incluso las posturas neoliberales limitando el campo de acción del pueblo trabajador que se organiza por sus derechos. 

Al mismo tiempo, el partido MORENA ha tratado de hegemonizar todos los procesos de lucha y llevarlos hacia los márgenes de la democracia burguesa, en lugar de ensanchar la democracia, la buscan limitar. Por eso el movimiento popular ha decrecido y sólo quienes luchamos de manera independiente, con una postura de clase clara y no nos aislamos de las masas somos quienes hemos logrado mantenernos a flote e incluso crecer pese al reflujo general del movimiento.

Si el neoliberalismo sigue en pie y goza de buena salud en la actualidad, ¿cómo ha sido ese maquillaje que le han puesto? ¿Cómo ha sido ese intento de humanizarlo?

Limitando la ganancia de la burguesía y dando mejoras inmediatas al pueblo en forma de becas y programas sociales más no en condiciones laborales o fortaleciendo la organización del pueblo 

Durante este gobierno se ha visto la represión contra las comunidades indígenas (Tren Maya), la existencia de la prisión política (Frente Nacional de Lucha por el Socialismo, FNLS) y de otras organizaciones como la represión que han sido objeto los normalistas en lucha por sus demandas entre muchos otros hechos. ¿Cuál es la situación de los derechos humanos en México hoy, de la prisión política, de la tortura  y de la desaparición forzada de personas? Dentro de lo mismo, ¿en qué estado se encuentra el movimiento de derechos humanos?

Se ha reducido en todos los aspectos pero se mantiene. Con el paso de los años dentro del propio sexenio los números han ido en aumento, demostrando que las políticas más benéficas para las masas poco a poco se van desgastando y la conciliación de clase va favoreciendo a la burguesía 

En estos días se desarrolló el foro de la APEC, se ha fomentado hasta el cansancio los tratados de libre comercio. De hecho México firmó el primer tratado de libre comercio con Canadá y Estados Unidos y ahí mismo se produjo el alzamiento del EZLN, Chiapas. ¿Cómo ha afectado todo esto al movimiento obrero, sindical, a los pueblos indígenas, al campesinado? ¿Cuál es el estado de lucha, organizativo de estos sectores?

El movimiento en general se encuentra en reflujo pese a que ciertos referentes locales mantienen la lucha independiente y combativa. En el tema de los tratados internacionales hoy es importante mencionar que el T-MEC o Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (nuevo nombre dado al TLACAN o Tratado de Libre Comercio de América del Norte) tiene una cláusula la cual implica que los estados parte pueden levantar quejas por el tema laboral, en ese sentido, se usa este llamado “mecanismo de respuesta rápida resulta en una forma injerencista de presión por parte del imperialismo. 

Así, muchas organizaciones sindicales están cayendo en el juego del imperialismo y más porque EUA tiene 150 millones de dólares para repartir y que se cumplan “los derechos laborales”. 

Esto también ha pasado con organizaciones ambientalistas e incluso indígenas por lo cual se vuelve más necesario que nunca ser conscientes y consecuentes en la lucha contra el capitalismo.  

Ante este panorama, ¿cuál es la salida que proponen? ¿Cuál es la estrategia, la táctica?

La organización del pueblo en torno al PML de la OLEP, ligar las luchas inmediatas con la lucha histórica del pueblo trabajador. La estrategia no es otra que aportar a la construcción socialista de la sociedad y la táctica debe adaptarse según la circunstancia pero fundamentalmente: denunciar el carácter de beneficiarios de las políticas neoliberales de los personajes y empresas más ricos de México; exponer los límites y alcances de las posturas del actual gobierno, denunciando su tendencia a conciliar con la burguesía y llevando hasta las últimas consecuencias sus posturas anti-neoliberales y frente al pueblo trabajador la postura debe ser: elevar el nivel de consciencia de las masas, organizarlas en torno a nuestro PML y metodología de construcción. 

Palabras finales. 

¿Cuál sería el llamado de OLEP a los pueblos y organizaciones en lucha de América Latina y de México?

No abandonemos la lucha por el socialismo, no caigamos en entregar nuestros esfuerzos a una clase que no nos corresponde y construyamos alternativas que conjuguen los intereses inmediatos de las masas ligadas a los intereses históricos del proletariado.

Para seguir leyendo y apr(h)endiendo

Página Oficial de OLEP

https://olep.org.mx/?fbclid=IwAR0nfG0K3i8kv6_7z0Q9UTzUK92dlWiilEdTKqdzRZHTL9dao38m8OhsvQw

Facebook OLEP

https://www.facebook.com/Olep.chapingo

CATEGORIES

COMMENTS

Wordpress (0)
Disqus (0 )